mi lengua es una grieta

mi lengua es una grieta
donde se escapan años de resabios, 
insultos ancestrales,
el hábito imprudente de una risa estruendo
el frío entre mis huesos todas las madrugadas

mi lengua es un pez plata que aletea moribundo
resistiendo sus últimos minutos
negándose a enfrentar la metamorfosis
a respirar afuera de su mar de petróleo

mi lengua se resiste a conjurar otros dioses
a lamer otras pieles, a crear otros sonidos
y me traiciona cuando un eco mapuche
le recuerda el sonido de la lluvia
que no cae

mi lengua no es mía
es la lengua de mis conquistadores
jaula  dogma  madre   rabia  rencor  resentimiento
lengua nutricia creadora de universos

mi lengua se da vuelta hacia sí misma
y me convierte en lo que nunca fui:
una mujer callada a falta de palabras
que no pueden decirse
palabras que se escapan al viento de Santiago
buscando oídos que las reconozcan
detonando en mil significados erróneos
versiones falsas de mí

mi lengua se deshace como algodón de azúcar
en la humedad de tu lengua interminable.

Compartir es querer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *